Día de La Paz

El Día Internacional de la Paz es una jornada dedicada a la celebración de la no-violencia y el cese del fuego a nivel mundial. Cada 30 de enero se busca fomentar en los pueblos del mundo el abandono de las hostilidades, con el fin conmemorar y fortalecer los ideales de paz.  He aquí dos poemas que muestran ese anhelo por un mundo mejor.

«¡Paz, paz, paz! Paz luminosa.
Una vida de armonía
sobre una tierra dichosa.»
«Paz sin fin, paz verdadera.
Paz que al alba se levante
y a la noche no se muera.»

Rafael Alberti

Para hacer esta muralla,
tráiganme todas las manos:
Los negros, su manos negras,
los blancos, sus blancas manos.
Ay,
una muralla que vaya
desde la playa hasta el monte,
desde el monte hasta la playa, bien,
allá sobre el horizonte.

—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—Una rosa y un clavel…
—¡Abre la muralla!
—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—El sable del coronel…
—¡Cierra la muralla!
—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—La paloma y el laurel…
—¡Abre la muralla!
—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—El alacrán y el ciempiés…
—¡Cierra la muralla!

Al corazón del amigo,
abre la muralla;
al veneno y al puñal,
cierra la muralla;
al mirto y la yerbabuena,
abre la muralla;
al diente de la serpiente,
cierra la muralla;
al ruiseñor en la flor,
abre la muralla…

Alcemos una muralla
juntando todas las manos;
los negros, sus manos negras,
los blancos, sus blancas manos.
Una muralla que vaya
desde la playa hasta el monte,
desde el monte hasta la playa, bien,
allá sobre el horizonte…

Nicolás Guillén

Los centros educativos de la isla proponen la lectura de un manifiesto común, este año ha sido seleccionado el manifiesto propuesto por el CEIP Francisco Navarro Artiles de Puerto del Rosario, así que el 30 de enero toda la comunidad educativa dará lectura a dicho manifiesto.

El alumnado también trabaja para conmemorar dicho acontecimiento, poemas, murales simbólicos, lecturas, actividades de diversa índole se dan cita estos días en los centros. He elegido un vídeo realizado por el alumnado de 1º ESO que muestra cómo se pueden resolver situaciones sin llegar a la violencia en los institutos.

     

Deja un comentario